Basilica San Vicente

LA PARROQUIA

Grupos parroquiales

Consejo de pastoral parroquial

Estudia todo lo referente al trabajo pastoral de la parroquia y en comunión con la Iglesia Diocesana. Cada grupo parroquial se encuentra representado en este Consejo, y su misión principal es cooperar con el párroco en la programación de las actividades pastorales de la parroquia. Su actividad comienza un poco antes del curso, en septiembre y finaliza tras el último acto oficial del curso, en junio.

Consejo parroquial de asuntos económicos.

Colabora con el Párroco en la administración de los bienes de la parroquia, asesorándole también en todo lo que se refiere a obras de restauración de los templos. El párroco debe consultar al consejo en todas las decisiones que afectan a los bienes parroquiales y patrimoniales de la parroquia.

Tenemos un reto que en este momento de la Iglesia es muy importante: avanzar hacia la autofinanciación. Hay que buscar caminos para que la Iglesia sea capaz de sostenerse por los medios que sea necesario, el primero y más importante es la aportación generosa de los cristianos, sin descuidar que la Iglesia, como otros grupos sociales, puede defender su derecho a recibir fondos sociales para cumplir con los fines que le son propios y que nuestro sistema legal reconoce como de interés social.

Contamos ya en nuestra parroquia con un pequeño grupo de personas generosas que ya están haciendo su contribución de forma periódica con una cuota anual o mensual. Parece que ese es el camino que quiere indicarnos la Conferencia Episcopal española como el más adecuado. Pero no hay que descuidar nuestra atención en otros medios muy importantes, como es marcar la «X» en la declaración de la renta, ha sido y sigue siendo muy importante, especialmente a partir del próximo año.

Caritas

El ejercicio de la Caridad forma parte de la misión de la Iglesia, no puede faltar. Caritas parroquial funciona gestionada por un grupo de voluntarios que se encargan de estar atentos y de resolver los casos de necesidad de nuestra parroquia.

Atienden a todas las personas que se acercan a la parroquia los martes de 17 a 18, en el centro parroquial (entrada por C/ Arturo Duperier).

Caritas parroquial consigue los fondos para su actividad de la campaña que ya hace años inició, y que se conoce como «Operación 200», familias que se comprometen con una aportación fija, mensual o anual. Además gestiona los fondos que son depositados en la hucha del «pan de los pobres» que está en la Capilla de San Antonio de Padua, de la Basílica.

La parroquia, junto con las otras parroquias del arciprestazgo, colabora activamente en el sostenimiento del Economato diocesano de Caritas.

El arciprestazgo cuenta con un «ropero» para ayudar en la distribución de ropa a las personas necesitadas, está gestionado por voluntarios de los equipos de las caritas parroquiales.

Pastoral de la Salud

Visitar a los enfermos es una de las obligaciones de la comunidad cristiana. El grupo de visitadores está formado por voluntarios de la Parroquia.

Una Hermana de las Siervas del Evangelio es la encargada de llevar la comunión a los mayores y a los enfermos. Hacemos partícipes a los enfermos en nuestra Eucaristía dominical desde la que es enviada la Hermana con el Santísimo para acercar a los enfermos a la celebración eucarística parroquial Si conoce algún enfermo de la parroquia que desee recibir su visita avíselo en la Parroquia.

Grupo de liturgia

El grupo de liturgia funciona con relación a la preparación de la misa con las familias, propiciando la participación de los niños, padres y catequistas.

Coros

Hay dos grupos de cantos:

1. En la misa de doce un grupo de padres anima la celebración con un pequeño coro; se reúnen para ensayar los viernes por la tarde.

2. En la misa de una hay otro coro que anima a la participación en los cantos de la Eucaristía. Este coro es acompañado por la música de nuestro órgano histórico de Tubos, tocado por el organista de la parroquia, Pablo Sáez Somoza.

Grupos de monaguillos

Se quiere impulsar desde la parroquia un grupo de monaguillos, su presencia y servicio cercano al altar recuerda el deseo de Jesucristo de que los niños estén cerca de Él.

Invitación a participar

Todos son grupos abiertos, que se revitalizarán en la medida en que vayan incorporando otras personas que tengan inquietud por desarrollar su vocación específica en la Iglesia.

Os invito a que os incorporéis a aquel que esté más cercano a vuestras preocupaciones humanas o cristianas.