Matrimonio

 

El matrimonio cristiano es, quizás, el sacramento que más está sufriendo las consecuencias de las modas y las apariencias sociales. A nosotros cristianos, nos corresponde darle el sentido auténtico de compromiso, entrega y amor creyente que tiene.

 

Cuando hables de tu decisión de casarte por la Iglesia, deja claro que se trata de una decisión tomada en conciencia como creyente, para formar una pareja estable y una familia cristiana.

 

En la preparación del sacramento hay tres elementos: el expediente, los cursillos prematrimoniales y la preparación de la celebración.